lunes, 31 de agosto de 2009

ENTREVISTA CON THE NEW RAEMON

“Me identifico con las canciones en el momento de escribirlas. Después, la vida sigue"




El tunecino que hace tangos, rap cristiano y canta copla que te cagas” (no nos hemos vuelto locos, se define así en su My Space) es, ya sin bromas, uno de los mejores cantautores melódico – folk de los últimos años. El sábado noche que entrevistamos a The New Raemon acababa de tocar ante 1.000 personas en el interior del castillo Álvaro de Luna, en el Festival Ecopop. El concierto no fue la gloria padre. Todo hay que decirlo. Su afonía casi le hace suspender el show y eso se notó. Pero hay un disco: "A propósito de Garfunkel". Y un EP: "La invasión de los ultracuerpos". Dos discos que apenas superan los 60 minutos entre los dos nos sirven para saber que Ramón es uno de los tipos más interesantes que nos han llegado en los últimos dos años. Y además, una larga lista de conciertos con los que se ha hecho un nombre dentro de la más selecta escena undergrund. En un mes sale a la venta el que será su segundo trabajo (“La invasión...” es un EP) y en camerinos nos adelantó algunos detalles de este trabajo, entre algunas otras cosas...

¿Qué tal ha ido el concierto?

Bien. El sitio es muy bonito. Mola tocar dentro de un castillo. Había tocado dentro de una Iglesia. Tenía una compañía de danza. Estuve allí metido hace un par de años.

A propósito de Garfunkel está cerca de cumplir los dos años. Y en tu cabeza supongo que unos cuantos años más. ¿En qué estás ahora?

Garfunkel me gusta porque es un disco muy familiar. Lo compuse en un verano. Llamé a Ricky Faulkner, Ricky Lavado y ensayamos las partes que añadieron ellos a mis cancionesdurante unos días. La grabación duró solo una semana en un estudio muy bonito que se llama Music Lan. Bunbury graba casi todos los discos allí. Tengo muy buenos recuerdos. El disco suena muy bien por el equipo humano que lo rodeó. Jordi Mora lo coprodujo. Ahora hay canciones que me gustan menos que hace dos años pero me siento muy orgulloso de lo que hicimos.


¿Ya no te identificas con muchos de esos temas?

Me identifico con las canciones en el momento en el que las escribí. La gente tiende a tener una imagen equivocada de los artistas. Compones o grabas una canción un día en un momento muy determinado, muy concreto. Pero la vida continúa. (Risas) Cada día te levantas y pasan millones de cosas a tu alrededor. Hay que quitar un poco de hierro al asunto.

Al haber pasado tanto tiempo ya tienes que tener en mente el nuevo disco

Sí, sí. Ya está grabado. El pasado mayo pasamos por el estudio. Estamos acabando de mezclarlo. Sale en octubre. Son 11 canciones nuevas y no se. A mí me gusta. (Risas)

¿Y qué puedes adelantarme?

Es un disco de banda. Está hecho de una manera diferente que A propósito de Garfunkel. El primero lo hicimos sin banda. La formamos después. Este disco está hecho tras muchos conciertos con estos músicos. La idea original del primer álbum era guitarra y voz. Pero al final los Rickys se animaron. Los arreglos eran muy chulos. Falkner vive por y para la música. Siempre está trabajando.


Me comentaron que es un tipo que huye del academicismo en todo momento

Ricky es una persona que empezó a tocar como muchos de nosotros. Y después se puso a estudiar. Eso es lo mejor porque él tenía un background musical de haber escuchado una serie de discos y es lo que le diferencia de muchos otros productores. Sabe apreciar el talento natural, alejado de la técnica. Él hace canciones. Lo que valora y lo que le gusta son las canciones. Este disco lo ha producido Santi García también, que estoy acostumbrado a trabajar con él. Son dos personalidades similares pero con sonoridades muy distintas. La mezcla es muy buena porque saca lo mejor de cada uno de ellos y la música sale beneficiada.

¿La crítica te ha tratado bien?

Joder, no me puedo quejar. Esto es una cosa que empecé para mí. No tenía ninguna pretensión y por eso todo lo que ha venido ha sido bueno. También es mi manera de ser y de ver las cosas. Nunca espero mucho de nada porque así cualquier cosa que venga me sorpende. Si tus aspiraciones artísticas son muy grandes, por muy bueno que seas, te puedes llevar una hostia igual o más grande que esas aspiraciones que tienes. Es bueno tener los pies en el suelo. Yo escribo canciones y ya está. Es mi habilidad. Hay otros que tienen muchas otras habilidades.


Tienes un trabajo de cara al público

Sí. Pero no por eso me siento superior a nadie. Intento ser próximo con la gente y con las personas que me rodean. No tengo por qué ser otra persona encima del escenario.

Pero sabes que hay mucha gente que se sube al escenario y ahí arriba es un personaje

Sí. Lo respeto, pero no lo comparto. Me siento más cómodo intentando ser yo mismo, con mis defectos. Los tengo, y muchos, como todas las personas. No se puede ser siempre un personaje.





Tus defectos, como los llamas tú, terminan siendo los que definen mejor tus directos y tus canciones.

En el fondo también es una actitud. Me dan personalidad. “Soy de esta manera o pienso de esta manera”. Soy una persona torpe (Risas). No quiero presionarme a mí mismo encima del escenario.

Me ha hecho mucha gracia esa frase tan sincera de “Soy una persona torpe”

No te creas, me ha costado muchos años darme cuenta (Risas) Cuando empiezas a tocar quieres ser el más guay. Pero eso no existe. Es una estupidez muy grande. Los artistas que más me han gustado han sido o gente sincera o los que han llevado el personaje hasta el final

Me ha venido a la cabeza Loquillo

Es que hablaba de él como ejemplo nacional. Es un artista que se lo cree. Vive las cosas como las siente. Hay que tener un par de cojones, pero Loquillo no te deja indiferente. Y esa es su personalidad. Es lo que te decía con las canciones. Las escribo un día, pero a la semana siguiente, no me siento igual. Las canciones una vez las entregas son de tu público.

¿Hay algún grupo que te llame la atención en estos días?

Manos de Topo.



Esos sí que no te dejan indiferentes

Me gusta mucho su manera de expresar sus ideas. Puede ser que a la gente le irrite la manera de cantar de Miguel Ángel, pero a mí me fascina. Es un proyecto muy original.

¿Y no crees que puede ser un grupo un poco limitado, por lo que resaltan, me refiero?

Pero pueden sorpender. Ellos son los que han creado las reglas y ellos mismos pueden cambiarlas. Van a hacer cosas muy interesantes.

KIKE DEL TORO
FOTOS: http://myspace.com/thenewraemon

¿SE SEPARAN OASIS?

¿Qué ha pasado con Oasis?



"Es algo triste para mi y un gran alivio contarte que salgo de Oasis esta noche. La gente escribirá y comentará lo que le parezca, pero simplemente no podría ir a trabajar con Liam ni un día más".

Contundentes declaraciones de Noel Gallagher que llevan dando la vuelta por todo el mundo desde el pasado viernes. ¿Hay que creerselo? Quizás esta vez sí …

De estos dos hermanos se ha dicho todo. Pasa cuando tocas el cielo nada más llegar y te comes el suelo acto seguido en un periodo de no más de cinco años. Definitely Maybe y, sobre todo, (What´s the Story) Morning Glory hicieron historia. ¿Pueden dos discos elevar al olimpo de los intocables a un grupo? En general, no. Pero ojo. Estos dos trabajos no eran de este mundo. Quizá fue tan alto el nivel que la crítica castigó perpetuamente todos los siguientes álbumes del grupo, aunque muchos de ellos tuviesen un nivel más que aceptable.

El tema ahora no es este. ¿Por qué ahora han decidido separarse? Durante muchos años es más que evidente que Liam y Noel han estado en el blanco de la diana por demasiados elementos exógenos que poco tienen que ver con la música. Quizá por eso, tanta gente reniegue de los hermanos hoy en día. Lo cierto es que es la tercera vez que Noel deja el grupo, pero la primera que ha decidido hacerlo de forma oficial.

Si echamos un vistazo a su trayectoria en España estaban en uno de sus mejores momentos. En febrero abarrotaron sus conciertos de Madrid (15.500 personas) y Barcelona (9.500). Y además, en julio ofrecieron una magistral sesión de rock en el FIB (aquí ante 45.000 fieles) Eso sí, ellos sólo salieron contentos del concierto por la reacción del público. No por su sonido.

¿Había motivos ahora para la separación entonces? Quién sabe. Dig Your Out Soul les había recolocado en la punta del iceberg tras unos cuantos discos algo fallidos. No somos adivinos. Tampoco nos interesa serlo. Es más. Nosotros también somos seguidores de Oasis y, aunque los medios de comunicación se están hinchando a decir “ya lo sabía” (voz del famoso anuncio sobre la entidad bancaria) nos hemos quedado con la boca abierta. No entramos en polémicas. Nos quedamos con lo que, en definitiva, es importante: las canciones. Cinco temas que en algún momento nos han salpicado. Y que hoy no han parado de sonar en nuestro reproductor.





TOP 5

Live Forever - Definitely Maybe, 92

Don´t Look Back in Anger - (What´s the Story) Morning Glory, 95

Supersonic - Definitely Maybe, 92

Lyla – (Don´t Belive The Truth, 05)

Wonderwall - (What´s the Story) Morning Glory, 95

KIKE DEL TORO
FOTOS: telegraph.co.uk; oasistalktonight.wordpress.com

sábado, 29 de agosto de 2009

CRÓNICA - LA UNIÓN - SAN SEBASTIAN DE LOS REYES

El fin está cerca...

La Unión está a punto de sacar el disco que celebra sus 25 años en la música y sabemos de muy buena mano que va a sorprendernos, como ya ocurrió con el fantástico Love Sessions (2004) o más recientemente con la video-versión de Hermana Tierra. Sin embargo, el concierto de ayer en las fiestas patronales de San Sebastián de los Reyes (Madrid) fue uno más.

Rafa canta con la misma fuerza de siempre, se mueve provocativamente e interactúa con el público como el animal escénico que es dándole más y más o invitándole al camerino a "disfrutar de la mala vida"; Luis, discretamente, sigue tocando el bajo con esa fuerza que tiene y Mario nos deleita su guitarra canalla. Pero sólo eso. Atrás quedó el espectacular montaje de la gira Mágico08 y que en aquella pusieron el listón muy alto y ahora han decidido dar un concierto de pop rock más: nos gusta, pero no nos sorprende... habrá que esperar para encontrar ese algo más que ofrece La Unión y que les ha hecho estar donde están.

¿Y de las canciones? Sí, claro:
muchos de sus éxitos: rompiendo el silencio con Hermana Tierra y su mensaje ecológico; la versión de Tainted Love de Ed Cobb que hicieron famosa Soft Cell, clásicos como Vivir al Este del Edén, Negrita, Maracaibo, Fueron los celos... y cerrando, después de una hora y poco, y para delirio total del público, con la archiconocida Lobo-Hombre en París.

No estuvo en los bombos Emma Brodie
, pero nos hemos enterado de que la ausencia está más que justificada, porque la escocesa ha sido recientemente mamá (sí, no somos unas web de crónica social, pero queremos mandarle desde aquí un abrazo y un deseo: esperamos verla muy pronto, de nuevo, en los escenarios). Sí les acompañó, Fermín Villaescusa siempre al cargo, con autoridad, de los teclados.

Por cierto, ¡ayuntamientos de España!, apaguen las luces de las plazas públicas en las que se celebran conciertos ¡que las farolas deslucen el show!

Fotos: Ramón Matías

viernes, 28 de agosto de 2009

CRÍTICA - PEREZA - AVIONES

Lo más rock and roll de por aquí...

*** 1 / 2

Difícil. Muy difícil el objetivo de Miguel y Rubén en este disco. Desde que se lanzó Aproximaciones, Pereza han hecho más de 100 conciertos (el último en la sala Razzmatazz de Barcelona el diciembre pasado), han viajado a Argentina (experiencia de la que han sacado un CD + DVD - Baires - )y además han sido capaces de dar forma al disco que nos ocupa. Un álbum nada sencillo. Largo. 17 canciones. ¿Época de gloriosa inspiración? Quizás. Pero una vez escuchado e interiorizado no emociona (en conjunto, sí por separado) de la misma manera que otros trabajos suyos. ¿Malo? No. Ellos sólo se han propuesto hacer (o intentarlo, al menos) canciones buenas (y bonitas). Y lo han conseguido.

Ver a Pereza tocando delante de 18.000 personas en Las Ventas en junio de 2008 fue una recompensa emocionante. Para ellos y para quienes les descubrimos hace ya unos cuantos años en Siroco o en Costello. Nadie lo niega. Pero, con todo, Aproximaciones; notablemente elegante, distinguido y sincero, no era un disco para presentar en plazas de toros, en campos de fútbol o en los pabellones de las grandes ciudades, sino en salas acondicionadas para las exquisiteces del dúo. Aviones, lejos de ser un cambio radical, es la continuación lógica, llevada hasta el extremo y hasta cierto punto, un poco previsible, del paso adelante que supuso en su carrera Aproximaciones.

El disco se abre con Winsor, metáfora romántica de la filosofía de los de Alameda de Osuna. Hacen su particular (y enésima) oda a su adorado Madrid en Lady Madrid (valga la redundancia). Y les sale uno de los mejores temas del largo con un estribillo memorable. Que parezca un accidente (homenaje a Siniestro Total en el título incluido), que bien podría estar incluida en trabajos anteriores y no desentonar. O Backstage, que más bien aporta poco a su manera ya conocida de hacer canciones.

Pero cuando consiguen de verdad sobresalir es cuando se van hacia el extremo. Amelie tiene una irresistible sensibilidad especial. Es el tema más “bonito” del disco. Eso sí. Que no me maten los fans de Calamaro. Pero ¿era necesaria su participación en “esta canción”? Precisamente es esa candidez que ha adquirido la voz de Leyva la que da forma y dota de sensibilidad una canción inmensa que gana más sin la dureza de la voz del argentino al lado. Y vaya por delante que de un genio como Calamaro no voy a descubrir yo nada a estas alturas.

Rubén puede sentirse orgulloso de poner su voz en 4 y 26. O Champagne, el ejemplo perfecto del punto en el que se encuentran sus autores. La letra, explícita hasta decir basta retoma el espíritu fresco y deshinibido de su Animales y la música se amolda a sus nuevos gustos folk de melómanos con miles de discos en sus estanterías.



Por momentos, da la sensación de que algo ha hecho click en el cerebro del dúo. No es un álbum demasiado optimista. Es nocturno, pero no eufórico. Triste. En la linea de Damien Rice (salvando las distancias). Un disco de bajón, para escuchar de madrugada. Y precisamente por eso, contiene perlas como La chica del Tirso, de inicio inolvidable o El día que no pueda más, con piano y cuerdas perfectamente empastadas. Y Leyva cantando a corazón abierto. Sin excesos. O Llévame al baile, perfecto fin del disco. Mano a mano emocionante entre los dos y, con la mencionada anteriormente, los mejores temas de Aviones.

Rubén y Leyva se esfuerzán por huir de la obviedad y las canciones inmediatas, sin perder por ello algunas de sus clásicas señas de identidad. Se les ve voluntad de hacer buenas canciones. Y de veras que, por lo menos hasta en siete u ocho ocasiones en este disco lo consiguen. Son dos de los músicos más sensibles y sobresalientes de su generación. Por su actitud, su sinceridad y por poder decir que han escrito ya un puñado (tampoco demasiado grande) de canciones que pasarán a la memoria colectiva de la música de este país. Este disco es un paso más. De hecho tiene alguna de las mejores canciones de su carrera. Pero es demasiado largo, extenso y denso como para mantener el nivel en las 17 canciones.

KIKE DEL TORO
FOTOS: http://www.pereza.info

miércoles, 26 de agosto de 2009

ENTREVISTA CON LORI MEYERS

"Sé que nuestro primer disco se parecía a Los Planetas. Pero coño, era el primero. No íbamos a ser Wilco"



No sólo de Miguel Ríos o Enrique Morente se ha nutrido Granada para ser la cuna en la que se han mecido un espectacular número de solistas y grupos que han dado lustre e identidad al rock nacional. Allí nacieron (se desarrollaron y crecieron) Los Planetas. También José Ignacio Lapido y su 091. O el proyecto que en el 85 puso en funcionamiento Antonio Arias paralelo a los 0(91): Lagartija Nick. Si hay un grupo contemporáneo al que se le puede considerar ya a la altura de las grandes leyendas de la ciudad es sin duda, Lori Meyers. Hace unos meses, congregaron a 6.000 personas en el Coliseo de Atarfe, uno de los recintos más importantes de la ciudad y es raro no verles de cabeza de cartel en todos los festivales de la península. Tres discos y ocho años de carrera en los que todo ha ido para arriba y sin frenos. Cronolánea fue el mejor disco de pop independiente en el 2008. Lo que pasa es que, viendo el conciertazo de Lori Meyers el pasado viernes en Ecopop, el álbum se queda muy, muy pequeño. Por falta de tiempo, no pudimos pillarles en Arenas de San Pedro pero ya está solucionado. Esta mañana hemos hablado por teléfono con Noni, su cantante, y nos ha adelantado algunas cosas sobre el futuro de la banda. Y mucho más, claro …

Cronolánea ya tiene suficiente tiempo como para poder hacer balance de él.

Sí. Estamos dando los últimos conciertos de la gira. Hemos hecho 130 bolos en dos años. La segunda parte del tour ha sido mucho más enérgica. Ya llevában un año sonando los singles por ahí y nosotros rodando por todas partes en conciertos.

Llama la atención que Cronolánea sea más bien un disco de pop viendo el concierto tan enérgico que disteis en el Ecopop el viernes pasado.

Cuando llevas un tiempo haciendo conciertos es cuando las canciones alcanzan su madurez. Estás más relajado sobre el escenario, te sabes las canciones de memoria. Cuando grabas el disco estás en un proceso en el que lo estás cambiando constantemente. No lo tienes tan interiorizado. Nos ha pasado muchas veces. Es muy difícil grabar el disco con la presión y la energía que necesitan todos los temas. En un disco no tienes a la gente delante animándote como en los conciertos.

Quiero hablar del último concierto que he visto vuestro: ¿Qué tal la experiencia de tocar en un festival como el Ecopop?

Arenas de San Pedro, ¿no?



Nos trataron muy bien. Conocíamos a los oganizadores del concierto. Es que este fin de semana ha sido un poco duro porque el jueves tuvimos la Feria de Málaga, el viernes el Ecopop y el sábado Cambrills. Los conciertos de Arenas y Cambrills fueron viajes bastante anormales, porque se nos hicieron muy largos (Risas) El concierto del Ecopop estuvo bien. Había un buen cartel y dimos un buen bolo. Se que José Ignacio (Lapido) dió un conciertazo la noche anterior. Nos gusta mucho Zahara, Cooper o Love Of Lesbian. Había mucho gusto en el cartel y, si nos vuelven a llamar, encantados.

Hablando con la gente de prensa y con algunos fans se quedaron muy sorprendidos de lo que hicisteis el viernes sobre el escenario. Todos os habíamos visto más veces, pero, a título personal, no recordaba tanta caña encima del escenario …

No me ha dado tiempo a leer críticas. Siempre mola que se hable bien de los directos. Los conciertos es lo más personal que tenemos, lo que le llega más a la gente. El directo es lo fundamental. La mayor parte del tiempo lo pasamos en la carretera, mucho más que en el estudio. Tiene mucho que ver lo que te decía. Tocamos de una manera más automática porque llevamos dos años con el disco. Ahora es cuando mejor nos lo pasamos, cuando más nos estamos divirtiendo. Pero para eso, siempre tienen que pasar una serie de conciertos. Las tablas son difíciles de coger si no los das.

Me llamó mucho la atención la coordinación que tienen Alfredo y Antonio. No se miran ni un momento en todo el show y, sin embargo, la percusión suena perfectamente cuadriculada.

Una de las cosas más difíciles es cuadrar la percusión. El intentar limpiar los ritmos y que la coordinación sea perfecta. Alfredo y Antonio son baterías desde hace muchos años. Saben tocar muchos estilos diferentes y siempre han hecho cosas juntos. Antonio le ha enseñado cosas a Alfredo y Alfredo le ha enseñado cosas a Antonio. Iban a la misma escuela en Granada. Llevan tanto tiempo juntos que están automatizados. A mí me pasa con Alejandro. Nos coordinamos muy bien en el tema de las voces. Nos mimetizamos. Ellos tienen una calidad muy buena. Se apoyan mutuamente.



Formáis parte de la escena de Granada. Una ciudad que ha dado muchos músicos: Antonio Arias, Lapido, Miguel Ríos...

Mola que Granada se mantenga. Hoy en día no está ni mejor ni peor que hace unos años. Sería desmerecer tiempos pasados y para nada. Siempre ha tenido bastantes representantes de la música a nivel nacional. Cuando nosotros eramos más un grupo prometedor y dimos el salto a tocar por toda España surgió una nueva banda: Elastic Band, que lo hacen super bien. Tienen una visión de la música algo más moderna de lo que se está haciendo ahora. Da igual que pertenezca a la música independiente o que triunfe por todo el mundo. Granada se ha cultivado muy bien en esta escena alternativa. Los únicos que no se han dado cuenta de que es una mina para exportar grupos son los mismos granadinos. Hace tiempo que hubiese hecho un sello para músicos de aquí. Si alguien puede vender un producto autóctono es alguien que lo sienta cercano, como suyo. A lo mejor es una utopía, pero: ¿cuántos grupos hay en Granada? Creo que no se aprovecha cuando en una ciudad surgen una tanda de buenos grupos. Mira Gijón: con Nacho Vegas, Manta Ray o Nosotrash.

En Atarfe habéis dado uno de los conciertos más multitudinarios de vuestra gira en el Coliseo de la ciudad. No sois una banda que llene pabellones, pero no tenéis ningún problema en abarrotar todas las salas y ser cabeza de cartel en muchos festivales. ¿Cómo se asume ese salto pensando que hace apenas cinco años os peleábais por tocar?

Lo llevamos bien porque ha sido todo muy progresivo. Con nuestro primer disco venían 100 o 150 personas y flipábamos. Además, la crítica no nos golpeó. Y era difícil en un momento en el que cualquier grupo indie se parecía a Los Planetas. Y saliendo de Granada, más. Al terminar la gira de Viaje de estudios habíamos duplicado la gente. Tocábamos en la Moby Dick (Madrid). Con Hostal Pimodán casi todos los conciertos pasaban de las 400 personas y ya en Cronolánea empezamos a llenar las salas de aforo medio. Lo más asombroso es que de la primera vuelta de la gira de este disco a la segunda ha vuelto a aumentar nuestro público de manera considerable. En Madrid o Barcelona, si no te vas a una sala grandísima, se queda mucha gente fuera.

También es bueno. Triunfar de la manera que lo ha hecho Vetusta Morla es un poco putada. Directa o indirectamente tiene que afectar a la cabeza pasar de ser unos desconocidos a llenar de la forma que lo hacen ellos.

Vetusta supongo que tendrán algo más de presión que otros grupos que hayan pasado por lo mismo. Son gente fuerte y lo están aceptando bien. Se las han visto de todos los colores y han tocado en todas partes. Lo tienen muy claro. Van a sacar un segundo disco de puta madre y seguirán sumando fans. Seguirán subiendo y subiendo.

¿Tenéis pensado despedir la gira de una manera especial?

No sé si nos despediremos en acústico. A la gente le gusta mucho, porque es más deshinibido. Han sido muchos conciertos y no sabemos si acabaremos directamente o haremos unos conciertos concretos de fin de gira. Hemos hecho ya todas las ciudades. Están bien cuidados todos los sitios.

Esa sombra de Los Planetas que me decías antes, ¿ha conseguido disparse con el tiempo?

A todos los grupos se les van yendo las influencias poco a poco. O las mejoran, las cambian o las mutan. Somos fans de Los Planetas y muchos grupos de Granada son seguidores de ellos. J es una figura muy importante en la tierra. Nos ha influido mucho. Mucha gente decía que Viaje de Estudios se parecía a Los Planetas. Vamos a ver: lo grabamos en el estudio de Los Planetas, con sus instrumentos y con J dando vueltas por allí todo el día. ¿ A qué queréis que suene el disco? (Risas) Coño, era un primer disco. No íbamos a ser Wilco. Nos encantaba que nos compararan porque nos encantaba el grupo. Ójala hubiésemos reunido en nuestros inicios el público que siempre tenían fijo Los Planetas. Hemos madurado: Cronolanea es un ejemplo.




No se si es una putada, pero dejas de ser discípulo de Los Planetas para convertirte tú en un referente para los grupos que empiezan.

(Risas) Sí, me lo dicen últimamente. Viene mucha gente joven con su maqueta diciéndome “tengo este grupo”. Son cosas normales, propias de una profesión como esta. A nosotros nos pasó con J. Desde los años 20 todo está copiado a base de admiradores de admiradores de admiradores de otros grupos.

He leído que vuestro festival favorito es el Contempopránea. ¿Qué tiene ese escenario?

Nos preguntaron cuál era el escenario preferido de Lori Meyers. Si el Atlético de Madrid tiene el Vicente Calderón, el Barcelona el Camp Nou y el Madrid el Bernabeu; nuestro campo es el Contempopránea. Ahí es donde el grupo empezó a dar sus pasos más masivos. Es un festival en el que se concentra lo mejor de la música independiente española. Allí, grupos como nosotros o La Habitación Roja teníamos mucho más público. Te sientes en un sitio especial porque reune a los cien fans de un grupo, a los cien de otro y al final son 4.000 personas locas por los mismos grupos. Es un festival con valores. El único que defiende la figura del rock independiente en castellano independientemente de qué sea lo más demandado en cada momento.

Me has desconcertado un poco. Dijiste a una revista lo que estabas escuchando en este momento y no se me ocurre por dónde vais a tirar en la continuación de Cronolánea.

(Risas) No tiene nada que ver, no te preocupes. ¿Qué discos ponía? No me acuerdo.

Los tengo apuntados: Shout Out Louds, Bobby Vee, Helio Sequence, The Left Banke. Y The United States Of America

Vale, vale. (Risas) Me flipan muchas más cosas eh. Estoy flipado con Mike Snow que son dos productores que hacían discos a gente del mainstream en los EEUU. Lori Meyers tiene muchos puntos de vista. Hay canciones de unos y de otros, pero todas las canciones pasan por muchos procesos. Lo que estamos haciendo ahora en directo es un reflejo de lo que estamos haciendo en el local de ensayo. Y de esa forma salen las canciones. Cronolánea era un disco complejo. Unas canciones iban a estar enlazadas con otras. Metimos cuerdas. Con los productores intentamos que el sonido fuera un poco más rockero. Vamos a intentar sorprender como en el directo. Hay que intentar reflejar la fuerza de los conciertos en el estudio. Somos una banda de directo y el siguiente disco lo vamos a grabar practicamente tocando la banda todos juntos. El punto al que hay que llegar es que el que escuche capte en su casa la energía que ofrecemos desde el escenario.

La crítica colocó a Cronolánea como uno de los mejores discos del 2008. ¿Eso aumenta la presión?

Nos encanta que se valore el trabajo. Es una buena recompensa. No nos crea presión. Somos un grupo de canciones desde nuestro primer disco. Nuestra manera de hacer canciones es lo que le gusta a la gente que sigue a Lori Meyers. Lo que queda al final son las canciones.


Hay una cosa que me llama mucho la atención. ¿Cómo puedes tener ese acento andaluz cerrado en tu vida normal y cantar sin que se note nada?

(Risas) Si cantara como hablo, todo sonaría aflamencado. También le pasaba a J. Mi madre dice que le gustaría que cante como hablo. Nos pasa a todos. Cuando cantas lo haces en castellano y el catalán, el andaluz y demás son dialectos.

También será por las influencias de cada uno

No te creas. Soy muy fan de Triana de toda la vida. Voy a intentar mantenerme neutral que hay otros músicos a los que el acento se les nota un montón.

KIKE DEL TORO
FOTOS: (1 y 2) Hervás&Archer - (Revista Overground) - http://myspace.com/lorimeyersband

martes, 25 de agosto de 2009

ENTREVISTA A PAPIROLA

"A veces la imperfección tiene su encanto"



Papirola ha sido un proyecto que viene gestándose desde hace varios años. A Sergio, quizá, le ha faltado la gente adecuada de la que rodearse para dar forma a unas canciones sencillas, de pop-rock clásico, pelín mestizo y con riqueza de arreglos. Parece que en Madrid ha encontrado a su banda. Durante todo el verano Alberto (Naranjito), Dani, David y Sergio han estado grabando el que será su primer largo, que saldrá en octubre y que será presentado en todas las salas que les den una opotunidad. A nosotros nos gusta su forma de ver y entender la música, y además son asiduos en nuestra lista de My Space más visitados. Nuestro consejo: escucha la versión a piano y voz de Cerca de tí que tienen colgada y juzga. Quizá son unos recién llegados, pero tienen cosas nuevas que ofrecer. Nosotros encantados.

Habladme un poco de vuestros inicios

(Sergio) Nos conocimos en este bar, en esta misma mesa “Naran” y yo a principios de octubre de 2008. Nuestra idea era montar un grupo de versiones con un colega nuestro argentino. Al poco de empezar este chico tuvo que irse a su país y nos quedamos los dos. En febrero coincidimos con David para montar una banda.


(Naranjito) David tocaba en otro grupo conmigo

(Sergio) El origen de Papirola es diferente. Es el nombre del proyecto que inicié en Tenerife. Monté la banda hace dos años con una formación totalmente diiferente. Todos los temas estaban compuestos por mí. Al venir a Madrid me pareció una buena idea compartirlos con esta nueva gente. En Tenerife no funcionaba mal del todo. Nos presentamos a unos cuantos concursos y no quedábamos en malas posiciones. En Madrid comencé con acústicos. y poco a poco fui montando la banda. En las islas, Papirola era una banda de mercenarios. Yo componía, me lo curraba todo y los músicos venían, tocaban y cobraban. No había ganas de involucrarse en la composición, de pasarlo bien. Creo que eso es lo que he conseguido con esta nueva banda.

¿Por qué el nombre de Papirola?

Idea de uno de los músicos de Tenerife. Tenía un amigo que le gustaba hacer papiroflexia y con la tontería de buscar nombres salió ese. Buscaba una palabra directa, sencilla, corta y que fuera recordable.

Habladme un poco de qué aporta cada uno al resultado final de la canción

(Sergio) Un ejemplo reciente para esto es el tema Cuenta de correo. Llegué con una letra al local y entre Naran y David vimos a ver qué podíamos sacar de ahí. Queríamos que fuese un rock and roll y cada uno aportó su visión con su propio instrumento.

(Dani) Sergio tiene muy buenas ideas y creo que lo que buscaba era gente que pudiese darle cuerpo a sus canciones: implicación. Ahora mismo estamos en el proceso de juntarnos, hablar mucho de los temas y ver qué incorporamos o no a las canciones.

(Sergio) En el disco va a haber un tema de Alberto. Si nos da tiempo, también una canción de David. Uno de los temas será cantado por los cuatro ya que todos hemos sido cantantes en otras bandas.




¿Sois autodidactas en vuestro instrumento?

(Dani)

(Sergio) Tuve formación clásica de piano. Hasta el grado medio. En la guitarra sí, soy autodidacta

(David) Dí solfeo, pero ya lo he dejado. Y toqué el piano siendo más pequeño.

(Naranjito) YouTube es un gran aliado para aprender a tocar.

¿Tenéis algún referente?

(Dani) Pasé de una época rockabilly al rock más duro. He hecho muchas covers de rock clásico de los 80 con mi otra banda. Lo que más me gusta de nuestra formación es que se le da mucha improtancia a la voz, a las letras.

(Sergio) De pequeño empecé con Ana Belén y Víctor Manuel. (Se ríe) El disco de “Sólo somos dos” me caló muy hondo. Luego me pasé a Fito Paez y me fui por la rama argentina: Calamaro, Los Rodríguez.

(David) Yo lo tengo muy claro. Toda la música de los años 50 y 60. Chuck Berry. Es un tópico, pero adoro a los Beatles. Y a cualquiera de ellos por separado.

(Naranjito) A mí al principio no me gustaba demasiado la música porque escuchaba punk. (sonrisa sarcástica) Fue mi época rebelde. Me llamaban la atención las letras. He crecido con Extremoduro, Platero y tú. Me tira todo el rock en castellano de los 80.

¿En qué te basaste para elegir esta formación?

(Sergio) El feeling y la conexión personal es muy importante. Soy muy selectivo con el guitarrista. Tiene que entender la guitarra como la entiendo yo. Un tío que es muy virtuoso no me sirve para nada. Necesito que haga algo que le salga del corazón, aunque sea sencillo.

(Dani) Me gustaría que un tío al que le molen nuestras canciones descubra algo nuevo cuando lleva cinco o seis escuchas. Hay una estructura bastante básica en todas las canciones, pero dentro de esa base hemos investigado e introducido muchos tipos de arreglos.

Precisamente los temas colgados en My Space destacan más por esa sencillez

(Sergio) Es que hacer algo complejo por querer hacerlo así lo considero innecesario musicalmente. Una canción es buena si estando desnuda y sin artificio es buena. Si la tienes que disfrazar, quizá no sea tan buena.

Me habéis dicho antes muchos artistas y grupos que os llaman la atención. Probablemente porque pertenezcan al rock, pero todos tienen algo en común: actitud.

(Sergio) Dani es puro rock and roll encima del escenario. Hay que echarle cara. Fuera del escenario somos más tranquilos, pero encima del escenario hay que darlo todo.

¿Cómo planteáis el directo?

(Sergio) Somos los que estamos aquí. El disco se ha pensado para tocarlo en directo. Hay trompetas y violines y, si por proximidad geográfica, cuaja una colaboración, bienvenida será. Pero la formación básica seremos nosotros cuatro.

¿Qué perspectivas tenéis de cara al futuro con este disco?

(Naranjito) Tocar y pasárnoslo bien. Si vendemos, pues guay. Pero no nos vamos a mover por eso.

(David) Queremos movernos por el ambiente de Madrid y disfrutar de las actuaciones en directo.

(Sergio) Le vamos a dar toda la publicidad que podamos, siempre que esté en nuestra mano. Pero lo principal es quedarnos satisfechos con el trabajo que hagamos en el estudio y en directo. Si llega algo, que llegue.

Lo digo porque vais a empezar vuestra carrera en el peor año para la música en mucho, mucho tiempo, al menos en el tema de contratación de conciertos

(Sergio) Claro, pero en esto también te tienes que mover con los contactos que tienes.

(Dani) Hay muchas salas de capacidad pequeña por Madrid y esperamos que salgan conciertos.



Estáis metidos ahora en la rutina de grabar. Contadme un día habitual.

(Naranjito) Es casi un horario de oficina. Nos levantamos a las 10. Ahora Sergio está viviendo en mi casa. Nos ponemos a grabar y a beber cerveza para que entre la inspiración. Al estar en un estudio casero, hay que respetar los horarios de la siesta. Desde las seis nos volvemos a poner hasta que el cuerpo aguante.

¿Encontráis inspiración con alguna sustancia más?

(Sergio) (Risas) No, no, no. El red bull acelera mucho la mente.

(David) Hemos grabado canciones estando borrachos y al escucharla de nuevo asustarnos de lo que habíamos hecho. Ni entendíamos la letra ni nos acordábamos de por donde iban los tiros de la canción.

(Sergio) En el metro me viene mucho la inspiración. Observando a la gente. Hay otras veces, la mayoría, que me salen canciones tristes porque cuando me pongo a componer es en momentos de bajón. Las canciones tienen un punto terapéutico. Me cuesta ponerme a componer si estoy feliz o contento.

(Naranjito) La inspiración te viene en cualquier momento. La última, estando en la ducha. Tuve que salirme en pelotas para grabar el estribillo y apuntarme la letra.

¿Hay diferencia entre el sonido que conseguís en estudio y el que ofrecéis en directo?

(Sergio) Sí. En una primera grabación es normal. En directo, encima del escenario estás notando como el bajo te retumba y te eriza el pelo.

(Dani) De hecho, estamos pensando en grabar un ensayo para que también la gente se haga una idea de cómo sonamos en vivo. Lo que pasa es que quizá el resultado, técnicamente hablando, no sea el esperado por falta de medios.

Sergio, si no fuera por tu acento y por saber de donde eres, diría que Calamaro te ha influenciado hasta tus últimas consecuencias

(Sergio) En Tenerife era el pan nuestro de cada día. No es un problema. Al venir aquí mucha gente se fijó en eso. Muchas veces me confunden con un argentino. También es verdad que si yo cantara con mi acento sería todo aspirado y terminas haciéndolo como un argentino. En el fondo, creo que es porque he escuchado demasiados cantautores canarios que parece que su única preocupación es que se note que son canarios. Al cantar y conectar con el público peninsular no puedes cantar como si fueras de la isla. No por nada, sino porque no me sale.

(Dani) El acento es una buena baza. En todo, eh. No sólo para nuestra banda.

¿Y eso?

(Sergio) No sé. A veces han caído hasta copas gratis por el acento. Aunque eso aquí en Madrid. En Canarias nada claro. (Risas)




Supongo que en Tenerife es difícil ver todos los conciertos que te gustaría

(Sergio) Totalmente. Y si los quiero ver, muchas veces me tengo que cambiar de isla. Aquí llegan los cuatro gatos más potentes. Pero Deluxe o Lori Meyers, grupos que no son excesivamente conocidos, pero que tienen su público en la Península, no llegan ni de coña hasta allí.

¿Cómo va My Space?

Lo tenemos bastante currado. Sin él, no seríamos nada ahora mismo. Tenemos unas cuantas canciones y además el envoltorio estético mola. Creo que es importante tener en cuenta todo encima y abajo del escenario. Se conecta mucho más si te diferencias por algo.

Partís de formaciones muy distintas. ¿Se puede engrasar una banda en los seis meses que lleváis rodando?

(David) Ahí entra en juego el feeling personal. Hay riffs y detalles que en un par de minutos están cogidos. Si hay ilusión y buen hacer por parte de todos, todo va mucho más rápìdo.

(Dani) No hace falta que Sergio me diga “x”. Lo veo simplemente con un gesto. Si miras las grandes parejas de la historia del rock te das cuenta de que lo más importante es esa complicidad. Calamaro y Ariel, por ejemplo.

Técnicamente, ¿se puede grabar un primer disco bueno? A no ser que alguien ponga pasta para la producción ...

(Naranjito) Sí. No sólo es un tema de pasta. A veces la imperfección tiene su encanto.



¿Hay algún concierto que os haya marcado?

(Sergio) La primera vez que vi a La cabra mecánica en directo, una de mis bandas favoritas

(Dani) Una presentación del primer disco de M Clan. Creo que fue en una sala de Carabanchel y flipé. Me quedé cautivado a Santi Campillo.

(David) Me han marcado muchos conciertos a los que no he asistido. Queen es el emblema de la música rock en concierto. Elvis en Las Vegas. No se.

(Naranjito) A mí me sorprendió mucho Maroon 5; suenan exactamente igual que en el disco.

KIKE DEL TORO

AVANCE - PEREZA - AVIONES



Ayer nos llegó lo nuevo de Pereza: AVIONES.

La cosa prometía y, de momento, no defrauda. Ojo, el disco es largo. 17 canciones nada más y nada menos. Danos un poquito de tiempo. El viernes te damos nuestra opinión sobre las nuevas canciones de Rubén y Leiva.

ENTREVISTA A LOS PEDALES

“Una discográfica no va a invertir más ni va a poner la misma ilusión que nosotros en nuestro disco”



Si algo tienen bueno los festivales aparte del ambiente, de ver a muchos grupos a la vez y de, muchas veces (aunque cada vez menos), salir más baratos que ver conciertos por separado, es descubrir savia nueva en el cartel. En Ecopop hemos hecho algunos descubirmientos y hemos confirmado otros. Encargados de abrir el festival el mismo día que Lapido dió el conciertazo que dió, Rodolfo y Gustavo o Los Pedales destacan por un pop – rock inofensivo, sincero, de carácter aperturista, que huye en todo momento de artificios pretenciosos. Quizá sea esa sencillez la que nos llegó tan rápido. Un día después de su concierto, pudimos hablar con Gustavo acerca de los pasos que le quedan por dar a la banda hasta que en octubre pongan en circulación su primer largo: Nuevo Mundo, audtoeditado. Si les quieres conocer, pásate por su My Space. Desde aquí, te recomendamos Las noticias, pero hay nueve canciones más.

¿Qué tal fue la noche de ayer? ¿Satisfechos con el concierto?

Mucho. Salimos prontito pero terminamos muy contentos. Vino a vernos mucha de nuestra gente y fue especial.

¿Y el resto del show?

Vimos un rato a Lapido, porque teníamos que descargar los instrumentos. Él es un clásico.

Un nombre como Los Pedales ¿de dónde viene?

Tampoco tiene una explicación muy clara. Se lo hemos encontrao después. Los Pedales somos mi hermano y yo. Llevamos toda la vida rodando juntos, supongo que lo hemos asociado.

Debo ser muy mal pensado. Pensaba que la historia iba por el tema “alcohol”

(Risas) No, no...

Supongo que tocar en un festival como este es un empujón importante

Claro, siempre viene bien. Lo más importante en estos casos es salir en el cartel. Que a la gente le suene tu nombre. Hay veces que tocas a una hora muy prudente en la que te ve poca gente, pero siempre cae alguien. Salir en el cartel con Amaral al lado es un lujazo y es lo que mejor viene.

Fuisteis el último grupo en sumaros al festival.

Sí, ganamos el concurso de maquetas. Presentamos lo que va a ser el disco, lo que pasa que el álbum está por editar. Por eso pudimos entrar en el concurso. El disco sale después del verano y lo ganamos.

¿Tiene fecha concreta?

Estamos mirando la más adecuada. Quizás octubre o noviembre. Nos lo vamos a autoeditar.

¿Está jodida la cosa?

Es un esfuerzo que hay que hacer. Si hoy en día te ficha una discográfica tal y como están las cosas ahora mismo, no va a servir de nada. No van a invertir más dinero del que nosotros queremos poner. Y encima no le van a poner ilusión.



¿Tenéis posibilidad de acceder a multi o de momento nada?

Qué va. Tampoco lo hemos pensado. Pero por lo que te digo. Si recibiéramos una oferta, quizás nos lo pensaríamos, pero no tiene mucho sentido.

Háblame de esos primeros pasos como banda que ahora tenéis cercanos.

Llevamos mucho tiempo porque siempre nos ha gustado la música y tenemos muchos ensayos a las espaldas. Siempre cambia el ciclo y el cambio radical que es cuando te empiezas a centrar más. Supongo que si quieres vivir esto, tienes que explotar más todo lo que haces.

¿La profesionaliazación es un paso que aún tenéis que dar en un mayor grado?

Claro. Pero tampoco está en nuestras manos. Lo que depende de nosotros es hacer el esfuerzo de grabarlo y autoeditarlo. La gente elige después. Haremos lo que podamos con la promoción que podamos.

¿Qué tal se os trata por estas tierras, musicalmente hablando?

Es que creo que no habíamos asomado la cabecilla. Al menos, no de esta manera. En Toledo hemos dado más conciertos que por aquí. Y es que allí hemos grabado el disco. Ayer, desde luego muy bien. Tanto la organización del festival como el público.

Me sorprendió que parecéis una banda bastante rodada ante la gente, cuando en estos días, por la ausencia de conciertos precisamente, está mucho más difícil estar rodado.

Joder, se agradece, porque ayer llegamos al concierto con cuatro ensayos todos. No estaba rodado, siempre faltan cosas. En cuatro ensayos lo puedes comprimir porque sólo teníamos 35 minutos y sí que nos lo curramos. Supongo que por ser poco tiempo valieron esos pocos ensayos.

¿Cómo va siendo la reacción de la gente por Internet a las canciones?

Bien, ya sabes que My Space es una plataforma que te acerca mucho a la gente y que te da muchas posibilidades estando desde tu casa. Lo facilita. También tenemos facebook aunque no está muy cuidado. Lo abrimos hace poco. El My Space lo abrimos en noviembre del año pasado y llevamos 26.000 visitas y 24.000 escuchas, que no está mal. No sabíamos que Facebook era una vía más y está despegando ahora. Todavía no lo estamos moviendo mucho.

¿Cómo os definirías como banda?

Buscamos mucho la importancia de las letras. Lo que importa siempre son las canciones. Miramos siempre al pop – rock clásico, al folk, al pop de los sesenta. Tenemos muchas influencias más, pero nuestra música se basa en el formato electroacústico y las melodías pop.

¿Se os ha comparado con alguna banda?

Sí, pero tampoco ha habido ningún nombre claro que se repita. En el My Space, al dejarte comentarios se habla mucho de esas comparaciones quizás, pero como te digo, nada claro.



Ya que le dáis tanta importancia a las letras, cuéntame de que habla vuestro disco debut

Se llama Nuevo Mundo. Es el nombre de la calle donde grabamos. Quisimos enfocarlo también como esta nueva vida que estamos comenzando. Habla un poco de eso. Estamos muy preocupados por la variedad instrumental y realmente no es un disco que hable de una sola cosa. Se abre un camino y es el inicio de algo que no sabemos hasta donde llegará. Letras pop sin un significado demasiado profundo. Buscamos más esa variedad.

¿Tenéis alguna influencia?

Josele Santiago nos gusta mucho. Los enemigos. Nos gustan muchas canciones en español pero también nos mola Ben Harper, que tiene un carrerón.

KIKE DEL TORO
FOTOS: http://myspace.com/lospedales

lunes, 24 de agosto de 2009

ENTREVISTA CON AMARAL

"Siempre nos ha fascinado la figura de los perdedores"




Si te metes en Internet puedes saber todo de ellos. Que "Gato Negro – Dragón Rojo" es su quinto álbum, doble, que se ha vendido como churros y que suena en la radio a todas horas. Nosotros no nos conformamos con eso. “Gato Negro...” no sólo es el mejor disco de su carrera sino que tiene una de las colecciones de canciones más estimables de los últimos años. Además, da la sensación de que esto es sólo el punto de partida de lo que aún está por llegar. Apenas diez conciertos separan a Amaral de una despedida temporal de los escenarios. Para amenizar la espera, el 15 de septiembre editan su primer disco en directo: La barrera del Sonido (El comienzo del Big Bang es un DVD). Después harán tres teatros en Zaragoza, otros tantos en la capital y se esconderán para terminar de dar forma a su sexto álbum, con el que dicen, romperán con todo lo hecho hasta el momento. Aprovechamos su actuación en el Festival Ecopop para conversar con Juan Aguirre en camerinos, momentos antes de saltar al escenario y ofrecer unos de los conciertos más enérgicos de esta edición. Esperemos que os guste todo lo que nos contó.

De "Gato Negro – Dragón Rojo" se ha dicho todo lo que se podía decir. No quiero preguntar yo. Quiero que me cuentes tú algo que aún no se haya dicho de este disco, si es que quedan aún cosas por decir.

Dijimos una vez que era un disco demasiado personal como para que nosotros tuviésemos una visión objetiva. No la tenemos de nada de lo que hacemos, pero desde luego de Gato Negro – Dragón Rojo mucho menos. Pensábamos que era un disco para minorías y hemos hecho la gira más larga de nuestra carrera. Es un disco bastante triste. Veníamos de una época de nuestra vida un poco “down” y, sin embargo, han sido los conciertos más cañeros que hemos hecho nunca y en los que ha habido una respuesta más eufórica de la gente. Al final, sólo sabemos que no sabemos nada. Para nosotros era un disco de extremos, en el que había declaraciones de principios y canciones demasiado íntimas. Te voy a decir algo que nunca he dicho en una entrevista, pero para mí en Gato Negro – Dragón Rojo está la mejor canción que Amaral ha hecho nunca, que se llama Concorde. Estamos muy orgullosos de todos los discos que hemos hecho, porque ninguno se parece al anterior y muy contentos de que unas canciones que pensábamos iban a quedarse en las paredes de garitos pequeños hayan pasado a los estadios, a las radios y las haya oído mucha gente diferente.


Tengo entendido además que este disco nació de Concorde

Sí. No sabíamos qué hacer. Pensamos en dejarlo e irnos al monte con un perro. Eva había vivido una época bastante dura de su vida. En nuestra ciudad hubo atisbos de prensa del corazón que se metió en su vida y ella es una tía muy killer, muy heavy y no estaba dispuesta a tragar con eso. Existía la posibilidad de hacer una carta de despedida a los fans y dejarlo ahí. Lo que pasa es que en ese momento surgió Concorde y todo lo que vino después. Creímos que las canciones justificaban nuestra presencia. Nos gustan más temas: Deprisa, Kamikaze o Doce Palabras. Al principio hubo mucha gente que pensó que era raro. Otros dijeron que si hubiese sido sencillo, hubiese sido mejor.

Sí, pero de eso tampoco te puedes fiar. Basta que hagas blanco para que quieran negro

Claro. Ahora ya hay gente que dice que tiene un punto de disco clásico. Yo que sé, tío.

Tocáis hoy con un referente para la música de este país, José Ignacio Lapido, con treinta años a sus espaldas. Aunque no sea la primera vez que lo hacéis, ¿cómo os sentís?

No es la primera vez y espero y deseo que no sea la última. Ya nos has visto. Hemos estado siguiendo el concierto. A Lapido le hemos visto muchas veces con los 0 (91) y a él en solitario también. Si la primera vez que oí Sigue estando Dios de nuestro lado me hubieran dicho que una noche íbamos a estar compartiendo escenario hubiera flipado. Lo has dicho. Es un referente, uno de los grandes y poco más que decir.




¿Termináis la gira en Zaragoza, donde empezásteis, u os reserváis algún concierto para octubre?

El Teatro Principal es el fin de gira en nuestra tierra, en Aragón. No vamos a tocar más allí. La idea es acabar en octubre. Hacer algo parecido al Teatro Principal en Madrid. Queremos algo diferente porque ya tocamos en el Palacio de Deportes, en el que se grabó nuestro próximo disco en directo.

¿Hay diferencia entre el concierto que exhibió Canal + y el que va a salir editado?

Sí. Es más largo. Es el mismo concierto, pero se va a editar entero y mezclado. Lo que salió fue una grabación para televisión. Lo hemos mezclado por pistas y le hemos dado caña.

¿Estáis satisfechos con el resultado? La grabación de televisión estaba bastante lejos de ser fiel al concierto que dísteis.

Estamos contentos. Tiene caña. Eva quería que las guitarras estuviesen altas y está tocado con rabia y con energía.

Por el recinto en el que váis a tocar, el castillo Álvaro de Luna ¿hay diferencia en el directo de hoy con uno habitual de vuestra gira?

No. No sé lo que vamos a hacer exactamente. Sabemos como empezamos pero no cómo acabamos. Siempre llevas una idea de set list, pero nunca estás cien por cien seguro. Estamos encantados de tocar aquí. El sitio es muy bonito y el cartel del festival creo que merece mucho la pena.

Hay dos canciones: El artista del alambre y Las chicas de mi barrio que habéis tocado muy poquito en esta gira. ¿Algún motivo?

Hemos tocado las dos. El artista del alambre la estrenamos en Barcelona. Quizás hemos tocado canciones más rápidas pero El artista es una canción que nos encanta. La canción es como si miráramos nuestro futuro en una bola de cristal al típico cantante al que nadie hace caso, cantante decadente.

No se ajusta demasiado a vuestra realidad, ¿no?

No, pero bueno, está bien fantasear con esa idea. Siempre nos han atraído las figuras de los perdedores.



Bigott, Tachenko, Mister Hyde, Copiloto, Louisiana. Hay una escena en Zaragoza impresionante. Como hacía muchos años que no se veía.

Sí. Los que has dicho y algunos más. Creo que Grabaciones en el Mar está viviendo una época muy dulce. Tiene a muchos artistas que me has dicho: Bigott, Copiloto, con quien he colaborado con unas guitarras. También tiene a Elodio y los seres queridos de Galicia. No quiero ser localista ni provinciano. Después de un montón de años, creo que está viviendo un momento dulce.

¿Qué te ha parecido Bigott? A mí me parece fascinante, pero no se si va en broma o en serio...

Creo que lo mejor es escucharle sin plantearse nada. Tiene melodías chulas y unos ambientes muy guapos que no se hasta que punto son de él, de Paco Loco o de todos. He disfrutado viéndolo y no necesito saber si va en serio o en broma. Si las letras dicen algo o no. Me gusta la música que tiene diferentes planos. Por ejemplo, en José Ignacio (Lapido) aprecio su seriedad y sus textos, muy sensibles.

Da la sensación de que José Igancio se ha abierto en su carrera en solitario. En 091 era más frío, o no se si decir, tímido.

No lo se tío. A mí me parece muy coherente todo lo que ha hecho. Todos los discos tienen grandes canciones.

A lo mejor la madurez te da ese punto en el que te quitas la vergüenza a decir y tratar ciertas cosas, ciertos temas.

Nunca he pensado en eso, no sabría que decirte.

Tampoco sé si te consideras un tío maduro

No, para nada (Risas)

Sidonie decían el otro día que habían perdido el miedo a decir "Te Quiero" en una canción, que a lo mejor puede resultar muy obvio

Hostia, pues es un buen tema para pensar

Recomiéndame algún artista que pertenezca a la cantera, internacional o nacional que te motive

Bon Iver me gusta mucho. Aquí me quedo con Alondra Bentley.




¿Cómo surgió la colaboración en Dot Dot Dot con Alondra?

Muy sencillo. Su manager nos invitó al concierto que hacían en el Neu Club en Madrid. Eva no pudo venir y fui con una amiga y flipamos. La conocimos allí. Nos regaló unos discos y como fuimos a tocar a un festival que se organizaba nos pareció una buena idea que viniera y tocáramos juntos.

El instrumento que toca Eva en esta colaboración lo comprásteis para la ocasión.

Sí, la melódica. Eva oyó ese instrumento en su cabeza y lo compró para tocar con Alondra.

Te he oído decir muchas veces que uno de tus retos sería conseguir la canción perfecta.

Eso lo decimos Eva y yo muchas veces.

¿Y lo habéis conseguido?

No, no (se queda pensando) No, no, no. Siempre te queda el punto de... No. Es una utopía.

¿Crees que lo es?

Puede ser. A día de hoy, no la tenemos.

Dentro de un año o quizá dos llegará un nuevo disco. ¿Hacia donde te gustaría tirar en el sonido?

Estuvimos ayer hablando de esto Eva y yo. Va ser un disco, creo que rupturista. No puedo adelantar mucho, porque tampoco hay nada que se pueda adelantar, pero creo que va a ser así.

¿Nos os planteáis hacer una gira de salas? Antes de empezar la gira, me esperaba este disco rondando más por las salas que por los pabellones grandes de las ciudades

De hecho es que esta gira lo planteamos así. Eva tenía una idea de hacer Joys Eslavas. Lo que pasa es que empezamos a tocar y la demanda fue muy grande. Zaragoza, el primer concierto se petó un mes antes. Lo mismo en Madrid, en Oviedo. En el Palau Sant Jordi había casi 18.000 personas. Es muy complicado. De hecho hemos intentado volver a las salas haciendo los conciertos en el Teatro Principal y se han agotado las entradas en una semana. Hay fans muy cabreados pero no había más fechas.

Supongo que no se puede contentar a todo el mundo.

Pero lo hemos intentado. Que de verdad la gente que nos lea sepa que lo hemos intentado, pero nos ha resultado imposible.

Todos los músicos que me han hablado de vosotros coinciden en una cosa, y es que aprenden mucho hablando de música con vosotros.


Ja,. No sé. Te podría decir eso de los demás. Tengo muchos amigos que son músicos y cambiamos impresiones. Algo normal. No hablo mucho de la tele, porque no la veo. Hablo de música con mis colegas. Con los que le gusta la música. También tengo muchos a los que la música les da igual.

Una vez dijiste que esas personas que no salen en televisión, o que les da igual la música también tienen una vida y esa vida también es interesante.

Me parece, de hecho, lo más interesante. No veo mucha tele porque me parece muy decadente, no me interesa. Vivo en el centro de las ciudades y ahí te topas con muchos ejemplos de este tipo de personas. No me quedo mucho en casa.



¿Cómo os lleváis con la prensa? Lo que me has contado de Eva al principio lo desconocía

Bien. Son cosas muy concretas. Creo que son así por defecto, pero eso fue una cosa muy puntual cuando murió su madre en Zaragoza. La prensa nos ha tratado muy bien.

Creo que esa época down marca muchos detalles del disco. La voz de Eva es mucho más melancólica.

Es que nuestros discos reflejan bastante cómo nos sentimos. A mí eso me parece bien. No intentamos disimularlos.

¿Hay algún concierto que te llame la atención próximamente?

Hay muchos que me voy a perder. Ya que estamos en el Ecopop me molaría quedarme los dos días siguientes. De hecho, al principio Chapo (Iván), Eva y alguno más habíamos pensado quedarnos, pero como luego surgió el bolo de Herrera no vamos a poder. Me molaría ver a los Sundays, a Love Of Lesbian o Standstill.

¿Te ha molado el disco de los Sunday? Su disco sí que es rupturista de cojones

Sí, me mola mucho. De hecho estuve en el estudio cuando lo estaban grabando. Estaban muy cerca de mi casa y les subí una acústica. Lo que escuché allí ya me moló.

¿Alguno más?

Standstill, que es una de mis bandas españolas favoritas y que también toca en el festival.


KIKE DEL TORO
FOTOS: WIKIPEDIA, www.lne.es

domingo, 23 de agosto de 2009

CRÓNICA - III JORNADA ECOPOP 09´

Standstill y la importancia de apellidarse Falkner

***** ´


Si por algo de ha caracterizado esta quinta edición del Ecopop ha sido por la ausencia de contrastes en lo que a nivel de actuaciones se refiere. Ninguna gran decepción y muchos buenos conciertos. Si parecía que lo ya visto el jueves (Amaral y José Ignacio Lapido) o el viernes (Lori Meyers, Cooper y Love Of Lesbian) era difícil de superar, anoche hubo varios momentos memorables con Zahara, Standstill y We are Standard sobre el escenario.

Empezó, pasadas las nueve, el imperfecto The New Raemon. Con la voz un poquito ronca (la noche anterior había sido larga) y un buen puñado de defectos (los que él mismo dice tener medio en broma medio en serio). Y es así como nos llega. Un tipo sincero con un disco conciso, editado hace un año y medio – A propósito de Garfunkel -, y con una banda que han dado forma y sonido de conjunto a unas canciones de estructuras sencillas y aroma minimalista.



Zahara es una recién llegada, pero parece que lleva toda la vida sobre el escenario. Escuchando La fabulosa historia de la chica que perdió el avión uno se la imaginaba mucho más inexpresiva y paradita que lo que vimos anoche. Zahara canta (muy bien), baila, se mueve, anima, coge la guitarra, bromea con el respetable, cuenta historias y se mueve por el escenario disfrutando con su banda como si esta estuviera consolidada. Ahí hay que ser sinceros. Todavía no lo está. Al menos no al nivel que exige un disco como el debut de la cantante. Eso sí, en otoño tiene más de veinte conciertos. Oportunidades habrá. Quizá sin proponérselo dió uno de los mejores conciertos de esta edición. Una perfecta velada de pop en la que se llevó la palma Funeral a dúo con Ricky Falkner.



Y este fue el nombre de la noche. Ricky participó en la banda de The New Raemon, con Zahara en una canción y con su propia banda: Standstill, que fue de lejos, el mejor concierto de la jornada. Cierto que el sonido no fue todo lo nítido que debiera. Al menos, hasta la cuarta canción. Pero la banda está de vuelta de todo. Mucho tiene que ver que Vivalaguerra tiene ya tres años largos y que han rodado por todos los sitios habidos y por haber. Anoche, la ocasión pintaba perfecta para unos conciertos que cobran un sentido especial de “últimas veces” en estos últimos bolos de la gira. Conscientes de los bandazos que han marcado su carrera y, por tanto, definido su identidad, el repertorio fue algo desigual. Eso sí sonó 1,2,3 Sol y ¿Por qué me llamas a estas horas? y la sonrisa del respetable se tornaba inmediata.



Nos gustaría decir que Sunday Drivers lo bordaron, pero lo cierto es que, vamos a ser sinceros. Vimos cuatro únicas canciones del concierto (el resto estuvimos entrevistando a Enric, cantante de Standstill) y no nos parece justo decir que no me llamaron la atención en esta ocasión. Lo pienso, pero quien sabe. Quizá era la frialdad propia del inicio de concierto, la inseguridad de quien está empezando a rodar un disco de tendencia rupturista como The End of Maiden Trip, editado a principio de verano. No es la primera vez que les vemos y tenemos seguro que vamos a ir a verles en su concierto en la capital. Por el momento, nos guardamos la opinión.



Y We are Standard. El grupo más rabiosamente bailable de todo el festival. Un puñado de temazos modo cañón que se suceden unos a otros sin respiro. Gran fin de fiesta al ritmo de Don´t Give up, Other lips... Other Kisses o The present. Impresionante ver bailar al unísono a las casi 2.000 personas que volvieron a llenar por tercer día consecutivo castillo Álvaro de Luna. Marco incomparable y poco dado a escuchar unos temazos del calibre de esta banda que dejó un regusto amable (e inmejorable) de un festival que ha tenido nivelón desde el minuto cero.

Hoy descansamos. Han sido tres días “intensos” y poco más que contar. Impresionados todavía por lo que hicieron el viernes Lori Meyers y muy contentos de tener un buena serie de “entrevistas Ecopop” que os ofreceremos a partir del lunes. Estad atentos. Empezaremos con Amaral.

KIKE DEL TORO
FOTOS: SARA DE LA VEGA

sábado, 22 de agosto de 2009

CRÓNICA - II JORNADA ECOPOP 09´

El espectacular concierto de Lori Meyers, protagonista en la II Jornada del Ecopop.

*****


La segunda jornada del Ecopop 09´ se cerró anoche con unos pocos seguidores menos que el jueves pero con un plus de intensidad rockera (y popera) gracias a los conciertazos de Cooper, Lori Meyers y Love Of Lesbian.

Entertainiment abrió la noche. El panorama daba un poco de miedo. Al menos, poniéndose en la piel de ellos. Apenas 30 personas ocupaban el recinto cuando subieron al escenario. Eso sí. Los burgaleses no se achantaron y ofrecieron un breve concierto con los mayores trallazos (unos, a priori, más entendibles que otros) de su apreciable “La increíble historia del Sol, la Luna y las Estrellas”. Y triunfaron. Por varios motivos. Porque al acabar su actuación, el público, que ya se había multiplicado por 20, les pideron un bis. Y al entrar al recinto, la gente, en vez de irse directamente a las barras o a la grada, se quedaba en la pista a bailar. ¿Los alicientes? Ballenas blancas, por ejemplo, que es una delicia indie rock; Madonnas, una nueva vuelta de tuerca al sonido ochentero o Murciélagos sonoros, que con su contagioso ritmo de batería despidió su actuación. Ellos lo pasaron bien y el público también. No hay más que hablar.



Más fría fue la cosa con Klaus and Kinski. Hacer una prueba de sonido encima de un escenario (y ante el público, se entiende) no es de recibo, ni como anécdota. Quizá eso predispuso una actuación fría por parte de Marina, su vocalista, poco dada a la expresividad (corporal, vocal ya es otra cosa). No me convenció el concierto. A las claras. Ahora bien, se valora la audacia de no seguir patrones, de hacer un temón como Rockandrollear en clave electroacústica y después arrancarse con un bolero como Mengele y el amor. Se llevaron la palma al grupo más experimental y personal de la noche. Y eso, siempre crea reacciones encontradas entre el público.




Y llegó Cooper. La experiencia y la educación (escénica) personificada. Con puntualidad británica y durante una hora desgranó algunos temas de su ya dilatada carrera. Entre el público, bastantes aficionados con estética mod para no desentonar con la ocasión. “No pido que saltéis o deis gritos. Nos parece feo hacerlo. Podéis hacer lo que queráis, que nosotros estamos a gusto tocando aquí, de cualquier manera”. Sonó Steph, El sueño o Hyde Park, con la que despidió casi una hora sin ninguna mala canción que en un escenario como el castillo Álvaro de Luna adquieren una lectura quizá no diferente, pero sí especial. Potente sesión de pop enérgético con aroma británico, gracias a una banda perfectamente rodada. Da la sensación de que para Alejandro Díez subirse al escenario o hacer canciones es una actividad tan normal como comprar el pan. Es en esa sencillez donde reside toda la grandeza y el sello personal e intransferible de una de las bandas más honradas e inconfundibles del país.



Lapido, compatriota granadino de “los lori” puso el nivel muy alto la noche del jueves. Que nadie lo dude. Lori Meyers (responsables de meter a buena parte de las casi 2.000 personas que llenaron el recinto) no se quedaron atrás. Ni mucho menos. Firmaron uno de los mejores discos del 2008. Y a estas alturas, los conciertos de presentación, en salas o festivales, son un ritual rock (and roll) ero de altísimo nivel, capaz de competir a caballo ganador con grandes bandas internacionales. Las cadencias pop de Cronolánea se transforman en directo en rabiosas guitarras, endiablados ritmos de batería y agresivas lineas de bajo. Más músicos que intérpretes, Lori van encendiendo a su público progresivamente. Efusiva respuesta del respetable en La búsqueda del rol (para quién firma, mejor tema de Cronolánea), complicidad en Luciérnagas y mariposas y catarsis colectiva, como no podía ser de otra manera en Alta fidelidad, y, sobre todo, en Luces de Neón, ya un himno para los granadinos y para el pop independiente. Noche dulce para ellos, que se llevaron de calle el título de grupo de la jornada.




Turno para Love Of Lesbian, que fueron el perfecto fin de fiesta a una notable sucesión de conciertazos y que estuvieron a la altura (tampoco lo dudábamos). Últimamente son más reflexivos, quizá profundos, más protagonismo a la melodía y un exquisito gusto para las letras. El grupo del que tanto se ha dudado si iban en serio o no han madurado. Al menos, aparentemente. A estas alturas, pocas cosas tiene que demostrar una banda con tanta solera. Arrancaron poniendo todas las armas sobre la mesa con la sobresaliente Allí donde solíamos gritar. Durante hora y cuarto sonaron Maniobras de escapismo, Universos infinitos, Club de fans de Johny Boy o una impresionante Incendios de nieve. La energía no es su recurso principal, y, en el fondo, después de una noche tan larga, se agradece poder escucharles atentamente. Causaron más fascinación y sonrisas que euforia en el público, pero eso no es negativo, sino admirable.



Hoy, último día de conciertos. Ganas de escuchar como suena Zahara en directo, de rockandrollear con The Sunday Drivers y bailar con We are Standard.

KIKE DEL TORO
FOTOS: RAMÓN MATÍAS

viernes, 21 de agosto de 2009

CRÓNICA - I JORNADA ECOPOP 09´

Amaral y José Ignacio Lapido protagonizan una multitudinaria primera jornada en el Ecopop

Rock en el castillo

*****


Sin duda, se agradece que de vez en cuando la música salga de los locales y emplazamientos habituales. No ya de las bares, salas de conciertos, auditorios o pabellones deportivos. Sino de Madrid, Barcelona, San Sebastián, Zaragoza, etc...

A Arenas de San Pedro no llega la música como a las grandes capitales, y mucho menos el desfiladero de primer nivel del indie nacional que supone el Ecopop, que este año alcanza su lustro. Pero todo hay que decirlo. Tampoco a los grupos que participan se les presenta todos los días la oportunidad de tocar en un emplazamiento como el castillo Álvaro de Luna, precioso, especial, sin duda mágico lugar para desgranar repertorios.

Anoche era el día grande, en lo que afluencia se refiere. Amaral, único artista que podríamos considerar mainstream (no por mentalidad, sino por discos vendidos) del cartel, junto con José Ignacio Lapido y los debutantes Los Pedales congregaron a casi 2.500 personas.



Estos últimos abrieron el Festival a las nueve de la noche. Rodolfo y Gustavo, ganadores del concurso de maquetas de esta edición sabían que lo tenían difícil. No se les hizo mucho caso, pero ojo, no por la reacción del público hay que menospreciar un pop-rock estimable, bien tocado, con una banda aparentemente solvente (difícil en estos tiempos en los que los conjuntos no se pueden engrasar por falta de fechas). A ellos les sirvió para que las aparentemente sinceras canciones de su debut (Dirección Sur o Razones comunes, por ejemplo) sonaran ante algo más de 500 personas por aquella hora de la noche.

El siguiente en saltar al escenario fue José Ignacio Lapido, concierto del que no pude escuchar todo lo que me gustaría (el lunes veréis por qué), pero, por los seis temas que pude ver se confirmó lo que sabemos todos. Que Lapido es una autoridad. Que quien le tosa los tiene que tener muy gordos. Sin 091, da la sensación de que José Ignacio es más accesible a la hora de abrir en canal sus sentimientos. Menos frío (o tímido) que antaño. Pero eso no significa, ni que la intensidad, ni mucho menos su gracia poética mengüe en ningún momento. El ángulo muerto o Cuando el ángel decida volver adquieren la contundencia en directo, marca de la casa, que su banda viene ofreciendo los últimos años en directo. Pegas: el sonido no fue todo lo nítido para apreciar la grandeza de la banda y el público, no todo lo numeroso que cabría esperar. Aún así, fue el mejor directo de toda la noche.



De Eva y Juan, Amaral, terceros en salir, poco queda que decir. Pocas diferencias con un concierto habitual suyo. El All Tomorrow´s Parties de la Velvet Underground nos situa ya en el fronterizo abismo en el que siempre se han movido. Capaces de sonar en todas las radios del país y a la vez, no desentonar en un festival tan selectivo como este. ¿Cuántos grupos de pop comercial abrirían con este temón sus conciertos? El pistoletazo de salida lo dió, para quien esto firma, las dos mejores canciones que han firmado el dúo zaragozano en sus ya doce años de carrera: Concorde y Kamikaze.

Eva siempre ha tenido una pose rockera sobre el escenario. Pero su actitud, eufórica durante las dos horas de concierto, no la veíamos desde los tiempos en directo de Estrella de mar. La banda, a estas alturas, perfectamente engrasada, consiguen ese toque rockero y enérgico que a veces de disipa en el estudio. Rescataron Salir Corriendo o una impresionante (en directo, no tanto en aquel disco) No se que hacer con mi vida. Pero en esta segunda parte de la gira se llevan la palma dos versiones nuevas: en primer lugar, Tarde de domingo rara, en clave acústica, muy distinta al ritmo hit del disco y en segundo lugar, En sólo un segundo, una locura psicodélica en la que Eva muta y demuestra sus ilimitadas capacidades vocales.



Momento especial el de Cómo hablar, dedicada a Antonio Vega y papelón el de Juan con Tardes, su tema en solitario. Primero falló el sonido, después olvidó la letra (y tardó un minuto en recordarla), pero todo quedó en anécdota. Esta noche, con Eva sola en el escenario y Sin ti no soy nada, el primer clásico del grupo, cerraron un electrizante concierto que confirmó que por alguna extraña razón, en los pueblos se crecen más que en otros lugares.




Jesús Ordovás puso el fin de fiesta pinchando alguno de los mejores temas de la historia del pop español: Bailando o Sin documentos, por poner dos ejemplos.


Esta noche, conciertos de Lori Meyers, Love Of Lesbian o Cooper. Mañana más.

KIKE DEL TORO
*disculpas adelantadas por la mala calidad de alguna de las fotos. Lo que importa, estuvimos allí.